martes, febrero 21, 2006

El fin (y medio)

Desde hace unos meses no termino ningún libro, si voy al cine salgo antes del desenlace, ¿lo que escribo? Queda en mero bosquejo.

He aprendido a dejar siempre parte de la loza sin fregar, tabaco en los ceniceros, la cama sin hacer, libros y revistas abiertos por toda la casa.

En el medio la vida; el fin, así engañado, se hace esperar.
Angel Martín

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estás muy inspirado,con palabras que no se quedan a medio camino sino que llegan al final del fin.Truk

Angel Martín dijo...

Escribo para un público entregado, je, je, je.
¡un poco de crítica! ¡un poco de caña! que mi vena masoca lo está necesitando, ¡crispación para este blog! Bueno, mejor no.

Josean dijo...

A mí me pasó algo parecido hace 4 ó 5 meses. Un día, desesperado, decidí que debía volver a hacer la cama.

La vida siguió igual, he de reconocerlo.