lunes, mayo 19, 2008

Eras

Cuan efímeras son las eternidades humanas.

1 comentario:

Noray dijo...

¡Qué gran verdad!