martes, abril 04, 2006

Los fanáticos y sus enemigos

“Diles a los nuevos fanáticos de Washington que con la creación de Israel se cometió un crimen humano monstruoso y te calificarán de antisemita. Diles que no existe el Paraíso Terrenal y te calificarán de cínico peligroso. Diles que Dios es lo que el hombre inventó para compensar su ignorancia científica y te calificarán de comunista... Pretenden meternos a todos en el mismo saco. Liberales, socialistas, trotskistas, comunistas, anarquistas, antiglobalistas, pacifistas: todos somos symphis, todos rojos. Todos odiamos a los judíos y a Estados Unidos y somos admiradores secretos de Osama... Sueñan que un día un policía respetable entrará en las oficinas del movimiento antiglobalización en Berlín, París, Londres, Madrid o Milán y encontrará una caja enorme de ántrax con una etiqueta que diga: “De vuestros buenos amigos de Al Qaeda”. La izquierda liberal se revelará como los fascistas clandestinos que siempre han sido, y la pequeña burguesía europea se arrastrará hasta el Gran Hermano USA para suplicarle que acuda en su protección y la Bolsa de Francfort subirá 500 puntos”.
John Le Carré. Amigos absolutos

5 comentarios:

Josean dijo...

Una buena muestra de ignorancia. Es el trauma de los totalitarismos.

Y esperemos que no llegue por aquí (porque ya se han visto indicios).

Luzamarga dijo...

Me vino a la memoria la frase: "Por favor, señores, mantengan a Dios fuera de esta historia", del propio John.

Gracias Ángel por acercarnos a textos tan interesantes. Al menos a mí me rescata de esta mierda.

Beso

Angel Martín dijo...

A mi ya no sé para que me sirve, cuanto más conozco más me desespero, impotencia supongo. Habré de cambiar mi punto de vista y dejar de mirar hacia las altas esferas, pero me parece que estas cada vez poseen más alcance, cada vez se acercan más a todo, descienden, todo lo tocan y contaminan.

Esther dijo...

claro que cuanto más sabe uno, más se desespera... ¿pero es mejor vivir en la ignorancia? no lo creo.

Angel Martín dijo...

No, yo tampoco lo creo, de hecho estoy leyendo el último libro de Joaquín Estefanía, La mano invisible, es muy interesante, pero , a su vez demoledor; según él nos falta la visión global del poder, Joaquín intenta desentrañar todo eso, subir la cámara para obtener un plano total del bosque, y joder...

Hace nada acabé otro librito que... Violencia y civilización de Eduardo Subirats, he puesto alguna cita por aquí.